Hachi is in da haus

Tener una mascota es una de esas experiencias que me gustaría darle a mis aún improbables hijos. Creo que el amor y respeto por los animales es importante para la formación de una persona, es un eslabón dentro de la cadena de “tipos de amor” y puede desarrollar la sensibilidad de las personas. Además de eso, creo que vivir con una mascota te ayuda a entender tu lado animal, en el que los códigos de comunicación son más básicos y las cosas son o no son. Sin tanta complicación. ¿Alucinan un perro racista o de centro izquierda? ¡No way!

Frontal

Hachi de 2 meses y medio, haciendo la finta de que es tranquila

Por primera vez en la vida tengo una mascota, que es más que eso en realidad. Y es una de las cosas más lindas que me ha pasado. Este no pretende ser un post algodón de azúcar, pero sí un post sincero.  Hachi tiene 6 meses y se ha apoderado del corazón de todos en casa, como suele suceder con los perritos que se integran a una familia.


Cada día me maravillo y me sorprendo de cuánto puedo aprender con ella. Es asombroso conocerme a mi misma otra vez en una nueva situación y conocer a mi familia, actitudes, palabras y gestos que no habíamos mostrado antes aparecen ahora. Para todos ha sido un cambio importante, obviamente la casa no es la misma.

Se supone que la estamos educando para que pueda convivir con los humanos en armonía y sin volver la casa un manicomio, pero muchas veces siento que es ella quien me educa a mi. Y lo digo porque empiezo a entender sus actitudes y la “lógica” de su universo, mucho más simple, más natural y – valgan verdades – ¡más lógico! Ella no se complica, sabe qué es lo que hay que hacer.

Pero es cierto que muchas cosas se resuelven más dramáticamente en ese mundo natural, el perro enfermo está destinado a morir y ser alimento de carroñeros, no hay pastillitas ni veterinario alergista. Y la hembra se cruza con el más fuerte o poderoso del grupo, nada de  mensajitos de texto, rosas, declaraciones de amor. Y el sexo es solo reproductivo, nada de películas porno.

Me siento más feliz ahora que Hachi me espera en casa, no importa la hora que sea y qué tan lejos me vaya. Aún cuando salgo del baño, ella está allí para demostrarme que me quiere y me extraña. Asu. Y este amor es diferente al de la familia o el de la amistad, tal vez es mejor, tal vez no es amor y es superior o más original, más básico o natural.

Me he vuelto más sensible también, mi tolerancia a las películas sangrientas o dramáticas ha disminuido considerablemente. Ya casi no puedo ver películas de extraterrestres porque lloro cuando se raptan a los humanos. Me preocupo menos porque estoy sola (sin novio) y tengo más esperanzas en la gente, en el mundo. Hasta estoy aprendiendo a ser mejor lider con ella. Me hace feliz.

Cuántas cosas se pueden aprender de un perrito. En buena hora llegaste, mi pulguina, hachicienta, chorizo con patas, orejona, la-perrita-que-siempre-soñé.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

Tal vez lo que mas cuesta al ser humano es bajar de nivel para entender las necesidades y deseos de un animalito. Cuando adoptamos uno, al paso de los días sin darnos cuenta ya estamos hablando con el lenguaje de las manos, las caricias, la palabra dicha en tono suave que ellos saben entender, o la fuerte que igualmente lo diferencian, los juegos que a ellos les encanta y como Boy Scouts estan siempre están listos para emprender.
Todo esto hace que miremos desde otro ángulo las relaciones humanas, porque podemos ver mas claramente los conceptos de fidelidad y tolerancia. Responsabilidad con aquellos que no saben hablar y proceden por instinto y están a expensas de nuestro cuidado para ser integrados al hogar y no vivan en un techo o patio.
Yo me pregunto si alguien por mas orgulloso que este de su perrito sería capaz de donarlo a un zoologico para que este encerrado entre rejas y que todos lo vean.
Pienso que nadie lo haría, porque un animalito no es una diversión, es un compañero personal para toda la vida, un compromiso que asumimos desde su adopción.

eso si un perrito es buena compañia, me hacia recordar a mi perro chusco medio pastor aleman, siempre viniendo donde estas, metiendose a pelear con otros perros por las puras, era un vacilon, no tengo fotos de ese tiempo, porque solo habian camaras en blanco y negro.
ahora en mi vecindario hay perros un monton, ahora en este momento estan callados, sera por el frio o porque tambien descansan los domingos.

I luv Hachi. Lloraré.

a lo largo de mi corta vida he tenido quizas la dicha de tener alguna mascota, vale decir desde hormiguitas, ratas que parecen hansters (es cierto) hasta perritos y gatitos, siempre he tenido la mala suerte de que se me escapan o se me mueren i hasta me los han robado… admito que soi una persona recontrasuperarchi irresponsable, aun asi me han durado muy poco. lo malo es que me encariño muy rapido.. motivo por el cual ya no compro ninguno i tan solo trato de ayudarlos cuando los veo por las calles buscando hogar y comida, me imagino que debe de ser bien chevere convivir con un animalito… suerte i educalo mui wien..

Que lidna tu perrita. Yo tengo un perro peruano de ya casi 4 años, lo mas fiel del mundo y recontra engreido, una amscota siempre es el compañero idela

y eso, nada de pornos en el mundo natural

MI PERRITA SE LLAMA HACHI ES CRUZADITA CON UN CHOC CHOC MI PERRITA YA TIENE 8 MESES ELLA VIVE CON MI OTRA PERRITA QUE ES SU MAMA LAS DOS SON MUY INQUIETAS A VECES YO ME MOLESTO CON LAS DOS POR LO TREMENDAS QUE SON PERO EN FIN SON PERSONITAS CHIQYUITAS DE 4 PATAS AL FINAL SON PARTE DE MI FAMILIA GRACIAS

Quise pasar a saludar. Es el primero de tus escritos que leo. Un placer enorme encontrarme con tus letras. Saludos!

No lo puedo creer es super, Hermosa.
Cockers: educaditos muy buenos,divertidos. Yo tuve hasta el año pasado un cocker hembrita la crie desde que nacio y era una pelotita de tenis, hasta los 16 años. No me puedo quejar. Son increibles estos animales y fundamental en la vida de un ser humano.

Saludos…

Deja un Comentario

(requerido)

(requerido)