El complejo de Grinch

Posee un corazón “dos tallas” más pequeño de lo normal, es verde y peludo además de feo, vive en lo alto del monte Crumpit, arriba  de Whoville o “Villa Quién”, pueblo que habitó antes de autoexiliarse y al que solo vuelve en Navidad, y no para celebrarla, sino para robarla.

Este cuento (How the grinch stole Christmas) fue publicado en 1957, luego se realizó un especial navideño en dibujos animados, que los gringos vuelven a ver cada fin de año, pues el grinch es un ícono popular, tal vez menos recordado que Santa Claus, pero no los culpo, a nadie le gusta que le roben sus regalos.

El Grinch es un personaje no muy popular en Perú, excepto para quienes lo vieron en la película que protagonizó Jim Carrey en el 2000. Sin embargo existen quienes asumen el rol de Grinch en Navidad, poniéndose gruñones, irascibles, depresivos, egoístas, violentos y muchos adjetivos negativos más. ¿Qué origina este cambio durante el fin de año?

La Navidad tiene el poder de evocar el pasado. Es capaz de hacer sufrir pensando en lo bueno que fue y ya no es, en lo malo que destruyó o sigue devastando. La Navidad -nos han enseñado- hay que pasarla con los más amados, quienes muchas veces viven en países lejanos o ya no habitan este mundo, al menos de modo perceptible. Esta época del año puede ser la más solitaria, por más gente que haya alrededor. Por eso se emocionan escuchando “ven a mi casa esta Navidaaad”.

El grinch sufre porque está solo. Tiene un perro, Max, pero igual está solo en la montaña llena de nieve. Además guarda rencor, en especial contra quienes se burlaron de él, contra quienes lo rechazaron y maltrataron. La vida fue injusta con el grinch y él se venga robando la Navidad, uno de los sucesos supuestamente felices del año. En la película del 2000 esto se justifica debido a su rechazo al consumismo, el grinch piensa que es una fiesta vacía y que solo importan los regalos.

Esos mismos regalos hacen infeliz a la gente, ya sea porque no se recibió lo que se esperaba, porque no hay plata para regalos, porque le daría todo Ripley y Saga si estuviera aquí pero no está, etc. Ante esto yo pregunto, ¿alguno de ustedes es feliz en Navidad o también se ponen grinchs?

Aquí pueden ver How the grinch stole Christmas para los que masquen inglés.

¿Disfrutaste esta entrada? Por qué no dejas un comentario abajo y continúas la conversación, o te suscribes a mi feed y obtienes artículos como este enviados a tu lector de feeds.

Comentarios

Y tu en que nivel de Grinch estas?

En cuanto a la felicidad depende, si te toca pasarlo con los seres queridos y que extrañas la debes pasar feliz no?, pero si no tienes a nadie con quién pasarla?

A mi me da un poco de tristeza, y un poco de alegría, alegría de ver la ilusión que tienen mis hermanos menores de disfrutar la navidad, y tristeza por que aunque este comiendo sanguchitos de pavo con chocolate en mi casa, hay personas (sobretodo por los niños), que están en las calles limpiando ventanas, u otro tipo de trabajos, y para ellos la navidad es un día más, sólo con gente más tacaña por los gastos navideños…

Saludos,

tampoco ponerse asi, por lo menos tienen esos mendigos su mp3 de 20 luquitas comprado en la cachina, y se comeran sus tamalitos de a sol, porque ser limosnero es mas rentable que trabajar reparando computadoras.

Lo mejor de la navidad es meterle tenedor a un pedazo de pavo…. lo peor es el arbol navideño, el nacimiento, el despilfarro, las luces en las casas, las canciones de #$%&$% que aturden los oidos a cada momento… aquellos que “celebran el nacimiento de Jesus” y en todo el resto del año no pisan una iglesia.. los que se aprovechan de los niños incautos y les venden verdaderas bombas que los alemanes hubiesen querido tener en la Primera Guerra Mundial (luego degenera en mutilaciones de dedos y cosas peores)…. aquellas personas que no te escriben en todo el año y luego te mandan un saludo grupal..

Creo que cambiare mi frase original: lo UNICO bueno de la navidad es meterle tenedor a un pedazo de pavo.. claro que eso lo puedes hacer cualquier dia…

ps. que nombres mas feos tienen los renos!!!

En navidad hay que definir de que lado vamos a estar, de aquellos que reciben o de aquellos que dan.
Cuando somos niños no tenemos alternativa la pasamos bien recibiendo de todo el mundo, desde Papa Noel (osea el viejo que esperó hasta que te durmieras para poner su regalo bajo la cama) hasta los abuelos y tíos que te visitan trayéndote regalitos.
Ya mayores nos ponemos tristes por la nostalgia de aquellos que ya no están con nosotros, de aquellos bonitos recuerdos que nos dejaron en estas fechas.
Claro que todo este asunto se da en el ámbito de familias de clase media porque en hogares materialmente pobres el mayor recuerdo que pueden guardar es el de ver como otros revientan cohetes y se divierten, mientras que ellos (incluido los propios niños) tuvieron que trabajar un día mas, con la esperanza de que vendrán días mejores. Este es el consuelo del pobre. Puede un grinch robarle una navidad.??, jamás. Los grinch son para grinchgolandia.

Verdad era por el nacimiento del niño ése ¿cómo es que se llama?, ah si Jesús o Yizus para los del norte nevado.
No se puede negar, existe el espíritu de la Navidad, existe el deseo de compartir, yo he visto gente muy tensa y peleada previa a la navidad, que terminan en un abrazo, lágrimas, perdones, te quieros y no lo vuelvo a hacer, justo antes de las doce. Algunos nos ponemos grinch, yo me pongo grinch, en serio, de veras, me pongo a pensar en todos esos niños que vivían en el acantilado de la costanera, o en los que pululan en los cruces. Me pongo apensar en la abuelita de la esquina del cruce de Risso con la Av. Arequipa, estirando la mano por unas monedas, justo a dos metros de la puerta del banco Continental. Siempre le doy, simepre pide, siempre se le acerca alguien y se la lleva, le da de comer, desaparece por unos días, luego regresa a la misma esquina a seguir pidiendo. Eso me parte el corazón. Me pongo gricnh y me dan ganas de romper las bolsas de Saga Falabella, los panetones que compré en el Plaza Vea o mis deseos de no ir ese día al Cineplanet, si también de Risso. Eso me pone grinch, sólo que mas feo.

Luego recuerdo que tengo a mi familia, que discutí con mi hermano, que no le presté la tarjeta de crédito que él se comprometió a pagar, (sólo me dieron 350 soles de crédito). Pero que está bien, todos mis hermanos estan bien, mis padres, la familia entera. Que éste como todos los años trozaran el pavo (no les gusta entero, sale muy seco), que intercambiaremos, toallas, medias, calzoncillos, colonias importadas (de china, alternativas le dicen), y un desfilar de regalos. La navidad es para compartir, el otro día lloré con una tarjeta debajo de mi oficina, era la del señor al que le pago el alquiler, éste mes le pague a duras penas, y el me regaló una tarjeta, aunque parezca mentira me enterneció. Saludos Morena, que pases una feliz navidad, pd el otro día comenté una entrevista tuya, como fuí de despistado que la entrevista era del 2006. Abrazos miles.

La verdad es que yo no soy nada Grinch. Me gusta la Navidad y ver la calle llena de luces me regresa a ser niña y a esa emoción que solo se tiene a una determinada edad. Lo que yo no entiendo es a esa gente mala onda que quiere cagarte la poca ilusión de Navidad que puede quedarte y, lo peor, es que ni razón para no celebrarla te dan…
En fin, More, cada loco con su tema.
Feliz Navidad!

Las dos cosas.

En realidad, siempre hay alguien, más de una persona, que me saca de mi estado Grinch, de mi mesa en el bar del centro de cada 24, y me hace pensar que la navidad es el momento de dar lo mejor de uno a quienes más queremos.

FELIZ NAVIDAD!
DISCULPE LA DEMORA. FELICES FIESTAS DE FIN DE AÑO.

FELIZ NAVIDAD! MORENA Y ATODA SU FAMILIA.
DISCULPE LA DEMORA. FELICES FIESTAS DE FIN DE AÑO.

FELIZ NAVIDAD! MORENA Y A TODA SU FAMILIA.
DISCULPE LA DEMORA. FELICES FIESTAS DE FIN DE AÑO.

Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo 2009 Morena

Elija el mejor producto audiovisual de la blogosfera 2008:

http://libertadperiodistica.blogspot.com/2008/12/elija-los-mejores-productos.html

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO.

Soy un grinch! Felizmente la navidad ya se acabó…

Feliz Año 2009!!!

Feliz Año Nuevo 2009.
A ver si escribes algo de la playa, el verano.

Hola More:
Tarde, pero veo tu post y me provoca comentar.
Pues en realidad creo que cada quien vive estas fiestas como quiere vivirlas: demasiada atención a los regalos en Navidad y buscar la super juerga para Año Nuevo es la actitud de muchos. Otros simplemente le hacen ascos a estas fechas y le procuran dejar de tomar importancia.
En mi caso, Navidad procuro vivirla en familia y en Año Nuevo, donde caiga y me sienta cómodo. Creencias mias al margen (sobre todo, en relación con Navidad), creo que mucha de la gente a la que aprecio no se hace bolas en relación con estas fechas, pero se de muchos que se complican la vida.
Y nada, espero que hayas recibido bien estas fiestas. Y que este año puedas escribir más seguido.

Aparte de todo esto la gente tiene creencias, creencias, sobre todo en horóscopos, en astrólogos, en baños de florecimientos, misas de limpia o de buena suerte, a cargo de brujos, hechiceros. Tanto miedo al futuro.
Cuantos brujos del horóscopo encasillan a las personas en determinadas características, cuantos se equivocaron, actuando y confundiendo a la gente, creyendo ser dioses, para regir el futuro de la persona. Otros soberbios se alucinan de tener el don de la videncia y comercian con ello. Si alguien tiene este don y comercia con ello, acaso no se condena a si mismo y al que recurre a sus artimañas?
Nadie que tiene ese don ha salido jamás a la luz. la televisión engrandece a cualquiera de éstos. cuantos vidas se perdieron por confiar en éstos y no tuvieron el valor para darse una oportunidad por un camino, un amor o un destino.

No creo en horóscopos, ni tampoco en los que la practican porque se venden.

Morena, escribe otro post.

¡¡¡SE TE EXTRAÑA ENORMEMENTE!!!
¡¡¡ENORMEMENTE!!!

mi novio me dice Grinch

soy totalmente Grinch, aunque no estoy sola, siento que es una fiesta vacía en donde solo importan los regalos!! jajajaj así como lo dice tu blog!! pero lo peor de todo es que en paises como Colombia es una cortina de humo en la que pareciera que el 1 de Diciembre se borra toda la porquería hecha por el gobierno todo el año y prenden luces por toda la ciudad y la gente se queda como hipnotizada!! van como entes “felices” y cuando el 6 de Enero vuelven a la realidad ya es demasiado tarde!!!

la navidad pude ser algo bonito para quienes quieren pasarla bien ignorando a lo niños total a los demas no les importa eso es por eso k no me gusta la navidad es el dia k menos me gusta k viva el grinch

Yo en estas fechas,me pongo grinch.
Ademas,veo con tristeza, que la gente tenga mas interes por un puto regalo, en mes de valorar la familia.
en mi caso, de este dia espero comer mucho, reirme con mis hermanos y ver como mi hija es feliz con algun presente.
yo no regalo nada en navidad, no lo encuentro necesario, ya que mi presencia es suficiente por que no nos vemos casi nunca, por razones de pega o por tiempo.
Espero que algun dia, vuelva el sentido original de la navidad, estar en familia, amarse mas, recordar lindos momentos, y no apenarse por un regalo, si el mejor de los premios es que tengas a los tuyos con vida.

Esta será la primera navidad para mi familia sin la presencia de uno de nuestros hermanos, el más querido por tirios y troyanos; y no puedo menos que pensar lo injustos que son la vida, el destino o Dios; o todos ellos juntos, cuando deciden apagar una vida plena, dejando sumidos en la más grande tristeza a los miembros de su familia.
Una familia para la cual la navidad no volverá a ser la misma jamás, fue a dos días de navidad que vi a mi hermano por última vez, saludable, alegre y disfrutando de la vida como solo él sabía hacerlo y me pregunto por enésima vez ¿por qué diantres no se va la gente mala o aquella que no tiene razones para vivir y caminan por el mundo como muertos en vida?
Creo que nunca encontraré una respuesta, pero la cruda realidad de que nadie puede controlar quien se va o quien se queda en este mundo, me rebela desde lo más profundo de mis entrañas, porque el dolor que están viviendo mis padres es el más grande y profundo que jamás haya visto, y eso duele más que cualquier cosa.
Si por mi fuera, que no regrese jamás la navidad…

Deja un Comentario

(requerido)

(requerido)